El senador nacional y titular del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa; Guillermo Pereyra, rechazó la resolución 768 del Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich y la calificó de “intromisión injustificada e inconsulta y sin fundamentos en la realidad”.

“Es inconcebible que se autorice a una fuerza de seguridad a actuar como si estuviéramos en estado de conmoción interna, cuando la realidad demuestra que Neuquén tiene un fuerza de seguridad propia capaz de controlar su territorio”. En ese sentido cuestionó que la resolución firmada por Bullrich no fuera consultada ni articulada con los gobiernos de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza, área considera “estratégica y bajo custodia”, según la resolución.

Bajo el argumento de considerar a Vaca Muerta y sus instalaciones “de vital importancia para la estrategia de crecimiento energético y económico del Estado Nacional a corto y largo plazo”, el Poder Ejecutivo “dictaminó una medida insólita”, aclaró el senador nacional.

“Acá no tenemos ataques terroristas que ameriten una suerte de estado de alarma semejante”, dijo Pereyra, y agregó: “Si hubiera alguna información sensible que justificara la medida invasiva, debería hacerse pública o al menos debería haberse compartido con las fuerzas de seguridad locales o en el Consejo de Seguridad, que han dado sobradas muestras de capacidad operativa”.

Pereyra aseguró que la medida “parece otro escalón más en la improvisación demostrada por el Poder Ejecutivo en las últimas semanas, que no solo no es capaz de cuidar a la población, sino que además toma medidas cercanas al amedrentamiento”.

“Esperamos que se deje sin efecto esta medida inconsulta e intempestiva basada en realidades que nos son ajenas. Necesitamos calma, no estados exaltados inexplicables y que afectan al conjunto de la sociedad que trabaja cada día para sacar el país adelante”.