Declaración firmada por la Comisión Directiva y ratificada por la asamblea de delegados del Sindicato de Petroleros Privados.

 

El Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, en el marco de una asamblea de delegados ampliada, analizó la situación derivada de la aplicación del decreto 566/2019 del Poder Ejecutivo Nacional, que impone el congelamiento de las tarifas de combustible, la intervención del mercado de petróleo con un tipo de cambio fijo y un barril Brent por debajo de su cotización real.
Las medidas, que se mantendrían por 90 días, tendrán un impacto negativo directo sobre la actividad en la cuenca y en las finanzas de la provincia de Neuquén.

Frente a esto, el cuerpo de delegados de la organización gremial definió:

1.- Compartimos la preocupación de los gobiernos de las provincias de Río Negro y del Neuquén, porque la medida afecta seriamente la actividad hidrocarburífera, principalmente la de no convencionales, porque desalienta y desacelera las inversiones y genera pérdida de confianza por el cambio de reglas y consecuente falta de seguridad jurídica.

2.-Compartimos la medida de congelamiento del precio de los combustibles, aunque creemos que debería extenderse al cuadro tarifario del gas y energía eléctrica domiciliaria como así también al GNL destinado a los taxis y autos de alquiler.

3.- Rechazamos la actitud de algunas empresas que pretenden ponernos en situaciones beligerantes con el fin de solucionar sus problemas comerciales. Algunas ya anunciaron baja de equipos de perforación, pretendiendo generar conflictos colectivos en toda la actividad.

4.- Ratificamos nuestro compromiso de mantener la paz social, tal como plantea el decreto del Poder Ejecutivo Nacional en sus considerandos, y reafirmamos que esa paz social se construye entre todos. Esta organización ha dado sobradas muestras de su compromiso en este sentido al firmar una adenda laboral y un blindaje a los conflictos en la actividad. Hemos cumplido ambos compromisos de manera cabal y completa. No han sido los trabajadores quienes rompieron los acuerdos firmados por lo que instamos a todas las partes -incluido el Gobierno Nacional- a que cumplan sus compromisos.

Frente a todo esto. Expresamos:
Nuestro absoluto rechazo a cualquier maniobra que pretenda profundizar la crisis del sector, advirtiendo que esta organización gremial responderá enérgicamente con las empresas que despidan compañeros/as trabajadores/as con argumentos sin sustento.

Convocamos CON CARACTER DE URGENTE a una reunión a las Cámaras CEPH, CEOPE y Federación de Cámaras PYMES de Neuquén para analizar el escenario.

Tras analizar el tema, la Asamblea de Delegados se declara en estado de alerta y faculta a la Comisión Directiva del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro y La Pampa para que tome las medidas necesarias a fin de colaborar en la resolución de una situación que nos afecta a todos.